Problema legal con banco

¿Te duele que se queden con tu dinero?

Tabla de contenidos

Problemas legales con el banco

Si has llegado a esta página, es muy probable que tengas problemas con tu banco, entidad financiera, o con un fondo buitre que ha comprado una deuda impagada.

Posiblemente estés en paro, o con un empleo precario.

Quizás fuiste una victima de la crisis de 2007 y todavía no te has recuperado.

Cómo a muchos otros, te ofrecieron dinero: préstamos o tarjetas, para que compraras lo que necesitabas o deseabas, sin muchos papeles, ni muchas preguntas.

Así, te embarcaste en una espiral de gastos de la que ahora no puedes salir.

Nadie te informó de que las tarjetas, esas que te dieron con tanta facilidad, eran una trampa.

Y eso porque te vendieron que ibas a pagar una cuota muy pequeña, pero no te dijeron que la cuota iba a ser pequeña, pero también eterna.

El director del banco no te dijo que si no pagabas tu hipoteca, te quedarías sin casa, y aún así, con gran parte de la deuda.

No podías imaginar que tu antiguo salario no volverías a cobrarlo nunca más, y que ahora, por mucho que trabajes, no puedes salir de la pobreza.

Quizás tenías unos ahorros, y confiando en el empleado del banco, lo sacaste del «plazo fijo» de siempre y lo invertiste en «participaciones preferentes».

Creíste hacer un buen negocio, y terminaste perdiéndolo todo: los intereses y la inversión.

Te han robado tu futuro

El banco se quedó con TODO TU DINERO, por la cara.

Te dijeron que las inversiones habían fallado, pero el dinero no se pierde, simplemente cambia de manos

De las tuyas a las de los estafadores.

Es muy posible que te hayan quitado tu casa, que de la noche a la mañana te encontraras en la calle con toda tu familia, con hijos pequeños, desesperado, sin tener a donde ir ni nadie a quien pedir ayuda.

Es altamente probable que ahora estés ganando mil euros.

Que de esos,  pagues quinientos de alquiler, cien de luz, otro tanto de agua y de gas, y con el resto tengas que comer y pagar todo lo demás.

Y encima ahora quizás tenga un problema legal con el banco, porque si le debes dinero, este no te lo va a perdonar.

Tarde, te das cuenta de que te han robado tu futuro.

Y te preguntas porqué.

La respuesta es fácil: a los especuladores, a los estafadores, a los explotadores, a los corruptos, a los ladrones, a los esclavistas, a los acosadores, y a toda esa gente que trabaja para ellos, tu vida y tu bienestar le importan un rábano: solo quieren tu dinero y explotarte hasta que revientes.

Pero alguien es culpable de eso. Esto no ha sucedido por las buenas.

Las políticas neoliberales traen eso. Mientras tu te has empobrecido, la crisis ha hecho enriquecerse a muchos españoles: los más listos y sin escrúpulos.

Otros se hacen ricos a cambio de tu miseria

Problemas legales con bancos

Su riqueza es TU MISERIA.

Para que unos pocos tengan mucho, muchos no pueden tener nada.

Porque la base de la riqueza en el capitalismo es la miseria de la gente.

Y ahora ves, que por mucho que lo intentes, no puedes salir del hoyo.

¿Es tu caso, verdad? Por desgracia, millones de españoles pueden reconocerse en estas líneas.

Y te da rabia que a los bancos se le rescatara con más de 58.000 millones de euros, de los que no se ha recuperado más que una pequeña fracción, y a tí no te ha rescatado nadie.

Se han rescatado autopistas ruinosas, propiedad de grandes empresas constructoras.

Se han malgastado miles de millones en aeropuertos sin aviones, líneas de AVE sin pasajeros y proyectos faraónicos sin uso por toda España.

Y tu viéndolas venir, en un empleo precario, firmando contratos todas las semanas y pidiéndole a Dios que no venga otra pandemia.

Menos mal que parece que empiezan a firmarse más contratos indefinidos que temporales.

Encima tienes que aguantar que te digan que estás así porque «viviste por encima de tus posibilidades».

Jamás te has interesado por el precio mayorista de la luz, pero ahora, cuando ves las noticias de la mañana mientras desayunas, vas de sobresalto en sobresalto, preguntándote hasta donde va a llegar esto.

Y lo único de que tienes ganas es de salir corriendo y mandarlo todo a freír espárragos.

Te preguntas ¿Qué hacer? ¿cómo puedo vivir si gano una porquería y encima me acosan para que pague? ¿Qué puedo hacer si me han embargado la nómina? ¿Qué vida voy a darle a mis hijos?

Que hacer si tienes problemas con el banco o la financiera

Si te encuentras en cualquiera de estas situaciones, no hay soluciones fáciles.

Si dejas de pagar, te acosarán, te pondrán una demanda judicial y finalmente te embargarán.

Pero el que no haya soluciones fáciles, NO SIGNIFICA QUE NO EXISTAN SOLUCIONES.

Todo depende de tu caso concreto.

Porque si estás pagando una tarjeta o un préstamo revolving, con intereses excesivos, puedes pedir su anulación.

Son los casos de Oney, Cofidis, Cetelem, Wizink, Carrefour Pass, y tantos otros.

Si un fondo te está acosando para que pagues una deuda, siempre se puede negociar

En su día perdiste tu inversión, pero los tribunales están dando la razón a las personas que no sabían donde se metían, y puedes recuperar tus fondos.

Si tienes una hipoteca con cláusula suelo, con Swaps, referenciada a IRPH o en multidivisas, puedes reclamar y casi con toda seguridad, el juzgado te va a dar la razón.

Probablemente, no sólo te quiten la cláusula abusiva, sino que te devolverán el dinero cobrado por ella.

Cuando te dieron tu hipoteca tuviste que pagar todos los gastos, pero puedes reclamarlo. No será mucho dinero, pero es tuyo y te aliviará.

En caso de que te estén reclamando una deuda en el juzgado, a través de un juicio monitorio, verbal, ordinario, cambiario, o en un proceso de ejecución hipotecaria, siempre hay posibilidades de defensa y de negociación.

Un día, desesperado, tuviste que acudir a los usureros que dan microcréditos, pero debes saber que esta canalla en el pecado lleva la penitencia, porque los juzgados, en muchos casos, anulan los intereses de todos estos préstamos y solo tienes que devolver el principal.

Si te han metido en ficheros de morosos (Asnef, Badexcug, etc.) y por ello no puedes ni contratar un teléfono, debes saber que en muchos casos la inclusión es indebida.

Tengo un problema legal, pero no tengo dinero para abogados, ni me lo ponen de oficio

Una de las causas que agravan el problema es tenerlo y no poder defenderte, porque con tus recursos inexistentes o muy limitados, no puedes acudir a un abogado, que te pedirá dinero por adelantado. 

Tampoco tienes acceso a un abogado de oficio, porque basta que tengas una propiedad a tu nombre para que te lo denieguen, aunque te estés muriendo de hambre.

Y si encima tienes un pleito, y te condenan en costas, echan más gasolina al fuego de tu miseria.

Sin embargo, este problema es el más fácil de resolver, porque has llegado a esta página, la de los abogados que se dedican sólo a los asuntos bancarios y financieros, y que se adaptan a ti.

Por nosotros no vas a quedarte sin defensa.

Nosotros vamos a ayudarte

problema legal con financiera

Nos da mucha rabia que las personas trabajadoras y humildes sean machacadas por este sistema infame que nos explota.

Es indignante que los poderosos siempre se salgan con la suya porque ellos tienen medios para pagar los mejores abogados que defiendan sus intereses.

Nos cabrea que mucha gente pobre no pueda ni siquiera defenderse porque no tiene dinero.

Y eso nos lleva a tomar una postura ética, que implica adaptarnos a la situación económica de los clientes, cobrar unos honorarios ajustados y razonables, y facilitar el pago a plazos cuando no es posible cobrar al contado. 

Implica también aconsejar a las personas lo que es mejor para ellas, sin pensar en nuestro beneficio. Primero estás tu, después nosotros.

Creemos que tu tienes el mismo derecho que los demás a exigir lo que te corresponde. 

Pasa a la acción. Deja de ser víctima. Nosotros vamos a ayudarte.

Confía en nuestra experiencia. Sabemos lo que traemos entre manos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?