Intrum te lleva al Juzgado por deudas con Vodafone. ¡Defiéndete!

Demanda de juicio monitorio de Intrum Debt Finance AG por deudas con Vodafone

 Si usted ha sido cliente de Vodafone, y tuvo que abandonar esa Compañía, es muy probable que ahora le estén reclamando deudas inexistentes.

El 19/3/2018 se firmó contrato de compraventa de una cartera de créditos Vodafone España S.A.U. , Vodafone ONO S.A.U., e Intrum Justitia Debt Finance AG.

Esta cartera de créditos incluía un numeroso grupo de facturas pendientes de clientes de Vodafone considerados morosos o de difícil cobro.

En mayo y junio siguientes, Vodafone e Intrum “comunicaron” a los clientes cuyas deudas estaban incluidas en esa cartera que el nuevo acreedor era Intrum.

Se informaba de la compra de la deuda a Vodafone, y que por tanto, el pago debía hacerse efectivo de forma inmediata a Intrum.

Esta comunicación era la preparación para presentar demandas de juicio monitorio de Vodafone por estas deudas vendidas a Intrum.

Cuando entrecomillo lo de que “comunicaron” lo hago porque esta comunicación se ha hecho por correo ordinario.

Por eso no hay manera de saber si la carta llegó a entregarse o fue recibida por su destinatario.

Debería haberse notificado por algún modo del que quedara constancia (burofax, carta certificada con acuse de recibo, telegrama, etc.)

Y si la deuda que se reclama no está prescrita, pero le falta poco, la falta de notificación fehaciente no interrumpe la prescripción.

Por eso, la deuda puede prescribir antes de su cobro.

Hay que decir que en una gran parte de los casos, la deuda comprada por Intrum Debt Finance es deuda “basura”.

Y esto porque ya ha prescrito al no haber sido reclamada en el plazo de tres años. Plazo que el Código Civil fija como tope para su reclamación al deudor.

Así, sabemos que Vodafone ha vendido en este lote facturas supuestamente impagadas desde el año 2008, e incluso algunas anteriores.

Estas deudas no han sido reclamadas antes, y por lo tanto, son incobrables.

Vodafone ha podido hacer reclamaciones telefónicas de la deuda, pero esta manera de proceder no tiene validez procesal ninguna.

Siempre hay que reclamar de manera que no quepan dudas de que el deudor ha recibido la reclamación.

¿Cómo sé si debo pagar una deuda antigua que me reclama Intrum o Vodafone?

El Código Civil, en su artículo 1967, fija un plazo de tres años para pagar las deudas a empresas que venden sus productos a consumidores.

Como venta se entiende tanto la entrega de un bien como la prestación de un servicio.

El Código Civil lo dice en un lenguaje decimonónico ( se promulgó en el año 1889, pero sus preceptos siguen vigentes.

Este artículo 1967 del Código Civil  dice literalmente:

Por el transcurso de tres años prescriben las acciones para el cumplimiento de las obligaciones siguientes:

1.ª La de pagar a los Jueces, Abogados, Registradores, Notarios, Escribanos, peritos, agentes y curiales sus honorarios y derechos, y los gastos y desembolsos que hubiesen realizado en el desempeño de sus cargos u oficios en los asuntos a que las obligaciones se refieran.

2.ª La de satisfacer a los Farmacéuticos las medicinas que suministraron; a los Profesores y Maestros sus honorarios y estipendios por la enseñanza que dieron, o por el ejercicio de su profesión, arte u oficio.

3.ª La de pagar a los menestrales, criados y jornaleros el importe de sus servicios, y el de los suministros o desembolsos que hubiesen hecho concernientes a los mismos.

4.ª La de abonar a los posaderos la comida y habitación, y a los mercaderes el precio de los géneros vendidos a otros que no lo sean, o que siéndolo se dediquen a distinto tráfico.

El tiempo para la prescripción de las acciones a que se refieren los tres párrafos anteriores se contará desde que dejaron de prestarse los respectivos servicios.”

A nosotros el que nos interesa es el apartado 4.

El Código habla de mercaderes, o sea, todo el que se dedica a vender algo, sea un pequeño comerciante o una gran empresa.

El concepto de prestación de servicios tal como lo conocemos ahora estaba poco o nada desarrollado, pero la jurisprudencia considera que tan mercader es el que vende aceite como el que presta un servicio telefónico.

Por eso, en atención a este artículo, a los tres años contados desde que se dejó de prestar el servicio, en este caso de telecomunicaciones, prestado por Vodafone (o cualquier otra compañía) si este no ha reclamado su pago, pierde el derecho a reclamarlo.

Por eso, si a usted le reclama Vodafone deudas antiguas, y han pasado más de tres años desde que dejó de ser cliente de ellos, y en ese plazo no le han reclamado nada por escrito, es muy probable que la deuda esté prescrita y ya no tenga que pagarla.

Vodafone o Intrum Debt Finance AG me han puesto un monitorio en el juzgado

Intrum Debt Finance AG ha inundado los juzgados españoles con demandas para intentar cobrar estas deudas que compró a Vodafone.

Lo hace presentando miles de demandas de procedimientos monitorios, todas iguales, como si fueran churros.

Solo cambian los datos del deudor y la cuantía de la deuda.

Si usted se ve en un caso de estos, no tenga la ocurrencia de olvidarse del asunto, creyendo que se arregla solo.

Cuando a usted le notifican, tiene 20 días hábiles para oponerse al juicio.

Si usted reconoce que debe la cantidad que le piden, y que esta deuda no está prescrita, nuestro mejor consejo es que la pague y se quite de problemas.

Una deuda en ningún caso está prescrita si tiene menos de tres años.

Sin embargo, si usted cree que lo que le reclaman es incorrecto, porque lo ha pagado, o bien porque le reclaman deudas improcedentes, o porque le facturaron conceptos que usted no contrató, o bien, porque considera que la deuda ha prescrito, entonces debe oponerse.

¿Que ocurre si usted, aun estando en desacuerdo con la deuda, no paga ni se opone?

Sencillo: su falta de respuesta es considerada por la ley como que está conforme con la misma.

Transcurrido el plazo sin hacer nada, el juzgado le da cuenta del impago y de la falta de oposición al demandante (en este caso Intrum Debt Finance AG) para que solicite la ejecución, cosa que esta gustosamente hará.

Probablemente, y a corto plazo, usted verá embargada sus cuentas bancarias, su nómina, pensión o paro, su coche, su casa, etc., hasta que Intrum cobre.

Y cobrará, claro que cobrará. Tarde o temprano, cobrará, porque la ejecución de sentencias dinerarias no prescribe ni caduca nunca.

¿Que ocurre si se opone al monitorio?

Pues, por lo pronto, ya no habrá ejecución de forma directa.

En función del contenido de su oposición, y de los motivos que alegue, el juzgado puede archivar directamente el pleito.

Si no ve motivos para archivarlo, comunica la oposición presentada al acreedor, y se abre un nuevo juicio, que será juicio verbal, si la cuantía es inferior a 6.000 euro, o juicio ordinario, si supera esta cantidad.

En estos juicios se verá por el juez si la deuda que se reclama es procedente o no.

Si lo es, a usted le condenarán a pagar lo reclamado más costas e intereses.

Si no lo es, le absolverán, y no tendrá que pagar la deuda.

Además, condenarán al acreedor al pago de sus costas también.

Por eso, si se opone tiene que ser porque pueda probar lo que alegue. Y estas pruebas deben ser de suficiente entidad para inclinar la balanza a su favor. Si no es así, mejor pague y ya está.

Antes de tomar una decisión, consúltelo con un abogado especialista en derecho de obligaciones y contratos.

Nosotros estudiamos su caso y le damos nuestra opinión experta. Si consideramos que hay motivos para oponerse, se lo diremos francamente, al igual que le diremos lo contrario si no vemos viabilidad en sostener el pleito.

Abrir chat
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?
Si ha recibido una notificación del juzgado pidiéndole el pago de una antigua deuda con Vodafone, consulte con nosotros antes de pagar. Puede estar prescrita.