Contar con un abogado te hace más fuerte

LO QUE HACE UN ABOGADO/A

La vida moderna es muy compleja. Constantemente hacemos cosas que requieren asesoramiento. Contar con un abogado que te oriente, que te informe, que te asesore, te hace más fuerte. Podrás evitar multitud de problemas si caminas al lado de un experto que vela por tí y defiende tus intereses.

Estas son las cosas que debes conocer sobre el trabajo de los abogados. Sabiéndolas, seguro que podrás entenderte mejor con el abogado o la abogada que lleve tus asuntos. Utilizamos solo el masculino como permite la R.A.E. pero las referencias son idénticas para las abogadas, y lo hacemos así porque es muy pesado utilizar los dos géneros. 

 

1º) El abogado, aunque no lo parezca, también es un ser humano.

2º) El abogado es un profesional liberal que vive de su trabajo.

3º) Los problemas de los clientes pasan a ser los problemas del abogado.

4º) Los abogados, aunque quisieran, no pueden hacer milagros.

5º) Hay cosas, que por muchas vueltas que le des, son como son y no pueden ser de otra forma.

6º) Muchas de las cosas que nos pides son directamente inviables.

7º) El abogado no tiene una obligación de resultados, sino de medios. Esto significa que jamás puede garantizar un resultado, pero si tiene que poner todos medios para que el resultado sea bueno. El abogado pondrá todo su tiempo y sus conocimientos a tu servicio, pero muchas cosas no dependen de él.

8º) Cuando vayas a meterte en un pleito, piensa que si lo pierdes pueden condenarte en costas, y tener que pagar la defensa del contrario.

9º) Si aún así crees que tienes razón, y te pones a litigar en contra de nuestro consejo, la responsabilidad es tuya. Después no vengas reclamando. En todo caso nos reservamos el derecho a no llevar aquellos casos que no veamos factibles.

10º) Si no puedes pagar nuestros servicios, podemos negociar un fraccionamiento del pago. Si no puedes pagarnos de ninguna manera, el Colegio de Abogados pone a tu disposición su sistema de Justicia Gratuita con abogados del turno de oficio que te atenderán muy bien. Lo sentimos, pero no podemos trabajar gratis. Nadie lo hace.

11º) Un pleito no solo tiene los gastos del abogado. En muchos se requiere procurador, peritos y otros profesionales que cobran aparte. Infórmate antes de lo que puede costarte el pleito.

12º) Pide siempre firmar una hoja de encargo con el presupuesto detallado de lo que vas a contratar. Así ni tu ni nosotros nos llevaremos desagradables sorpresas de última hora.

13º) Como al médico, al abogado hay que contarle la verdad, tengas razón o no la tengas, seas culpable o inocente. Solo de esta forma podremos plantear la mejor estrategia, acusación o defensa posibles.  Si no nos cuentas las cosas como son, podemos perder el caso, y la culpa será tuya.

14º) El abogado te ayuda y te aconseja en aquellas materias que le son propias. No podemos ni queremos ser tu psicoterapeuta, tu consejero sentimental ni tu paño de lagrimas.

15º) El abogado, aunque conoce su oficio, no puede ser experto en todas las áreas del Derecho, porque este es muy amplio y muy complejo. Nosotros te asesoramos en las que realmente dominamos y conocemos. Si nos planteas un caso que excede a nuestras áreas de práctica o especialización, te aconsejaremos que acudas a algún compañero que sea especialista, a fin de que te atienda como mereces.

Abrir chat
¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?
Lo que debes saber sobre el trabajo de los abogados y abogadas