abogados bancarios

Estás en la web de los abogados expertos en asuntos bancarios. Bienvenid@.

Somos un bufete de abogados expertos en derecho bancario. Nuestra área de práctica es el derecho bancario y financiero.

Queremos ayudarte a resolver tus problemas con tu banco

Tanto si te han puesto una demanda reclamándote una deuda, cómo si eres tu quien tiene que reclamar al banco, la SOLUCIÓN LA TIENES A UNA SIMPLE LLAMADA. 

Nuestro trabajo es defender  los intereses de los clientes de bancos y financieras.

No lo dejes para mañana, porque los problemas no se resuelven solos ni por arte de magia. 

Llámanos o escríbenos y nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad. 

No somos un bufete local. Trabajamos en toda España.

Por eso, seas de donde seas, estamos a tu total disposición. Llámanos al 856 214 371 y cuéntanos tu problema.

¿Cómo podemos ayudarte?

Te ayudamos tanto si tienes una demanda judicial, cómo si has recibido una reclamación de pago amistosa.

Igualmente, estamos especializados en negociar con los bancos, los fondos oportunistas y las financieras, buscando el mejor acuerdo para nuestros clientes.

Procuramos ser muy moderados en nuestros honorarios, y damos facilidades de pago a aquellas personas que lo necesitan.

Doce años de experiencia y miles de expedientes resueltos favorablemente son la mejor garantía para ti.

Defensa, negociación y litigación

Nuestro trabajo se desarrolla en tres vertientes:

1ª) DEFENSA de tus intereses en los juzgados si te han puesto una demanda reclamándote una cantidad.

2ª) NEGOCIACIÓN de las deudas con los acreedores, tanto si te reclaman por el juzgado, cómo si todavía no lo han hecho.

3ª) LITIGACIÓN, reclamando a los bancos y financieras la devolución de intereses, comisiones, cláusulas suelo, gastos hipotecarios, intereses abusivos y otros.

Chiringuitos legales y "soluciones milagrosas" a sus deudas

Nosotros somos abogados, conocedores en profundidad del derecho civil, del derecho mercantil, del derecho financiero y del derecho procesal.

Por eso,  sabemos a que atenernos para defender de la mejor manera tus intereses.

Y cómo nosotros, hay otros muchos bufetes que se dedican a esta especialidad del derecho bancario.

Todos te dan la garantía de ser profesionales del Derecho.

Pero, al igual que existen los llamados «chiringuitos financieros», que montan cuatro espabilados para estafar a la gente, prometiendo rentabilidades imposibles en negocios «de última generación», también existen «chiringuitos legales», igualmente operados por otros espabilados, que sin ser abogados ni tener los mínimos conocimientos del derecho, ofrecen a las personas agobiadas por las deudas soluciones milagrosas para resolverlas.

Lo que te prometen, y lo que te consiguen

Así, prometen resolver, reunificar, negociar, solucionar o reclamar tu deuda.

Te aseguran que van a sacarte de los ficheros de morosos en un pis-pas, con sistemas directamente engañosos, peregrinos, o improcedentes,

Te venden la ley de Segunda Oportunidad cómo una panacea, aunque no es factible en la mayoría de los casos.

Eso sí, previo pago de jugosas facturas.

Si te consiguen una quita de la deuda, casi todo lo que te ahorras se lo tienes que pagar a ellos.

Te venden que te «reunifican» la deuda,  y verás reducida tu cuota mensual.

Eso sí, a cambio de pagar durante muchísimo más tiempo y pagar una enormidad de intereses.

Llegado el caso, te «reclaman» unos intereses abusivos, o unas comisiones improcedentes.

Pero cuando la entidad se niega a hacerlo de modo amistoso, ya no pueden seguir, porque no pueden poner una demanda. 

Estos «emprendedores», cuando tienen algún problema legal que no pueden resolver, tienen que acudir a un abogado.

Ese abogado, por supuesto lo pagarás tu.

Ante cualquier contrariedad, ya no les interesarás y te bloquearán directamente y ya no podrás conectar con ellos.

Probablemente, te dirán que te sacan del ASNEF para que resuelvas tu deuda.

Lo que no te dicen es que si no la resuelves en un plazo muy corto, el que dura el cuestionamiento de la deuda anotada, te volverán a meter en el fichero.

Te cobrarán una cantidad por ver que deudas tienes en ASNEF o en BADEXCUG.

Pero no te dicen que esta información  es gratis, y la puedes solicitar tu directamente sin que te cueste un céntimo. 

Igualmente, te cobrarán por «sacarte» del ASNEF o salir de BADEXCUG, cuando esta gestión es gratuita.

En fin, estos son los «curanderos» que hacen negocio aprovechándose del desconocimiento de las personas sobre estos asuntos.

Se aprovechan de la desesperación de las personas acosadas por los cobradores de deudas impagadas,  y lo que supone estar inmerso en un procedimiento judicial de ejecución y ver que se le está embargando lo poco que tienen.

¿Pleito o negociación?

Si tienes una deuda impagada con un banco, una financiera, un fondo buitre, una empresa de microcréditos, o con un prestamista particular, lo normal es que te la reclamen judicialmente si de forma amistosa no pueden cobrar.

Las reclamaciones judiciales suponen siempre mayores gastos para las dos partes, ya que normalmente tendrán que utilizar los servicios de abogados y procuradores y otros profesionales para interponer las demandas, o defenderse de ellas.

Igualmente, si a la parte que pierde el juicio se la condena en costas, tendrá que pagar también los gastos de la parte ganadora.

Por eso, lo primero que hay que hacer, si tienes una deuda y te han demandado, es estudiar la demanda para ver si es viable defenderte en el juzgado con un mínimo de garantías de ganar el pleito, o si por el contrario, es mejor llegar a un acuerdo con el acreedor.

Estudiar la demanda

En muchas ocasiones las deudas que se reclaman son defendibles, por diversas razones, y si de la naturaleza de la deuda, de su antigüedad, de la prueba que presenten, etc., vemos que hay bastantes posibilidades de que ganemos el pleito y no tengas que pagarla, nos inclinamos por dejar que continúe el procedimiento hasta el juicio.

Siempre con la cautela de saber que ningún caso está ganado o perdido hasta que no haya una sentencia firme, y que las decisiones judiciales no son unánimes, y en muchas ocasiones, llegan a ser totalmente contradictorias unas con otras.

Cuando vemos que el pleito no es sostenible, y el porcentaje de posibilidades de perderlo es alto, consideramos que lo inteligente y sensato es negociar.

¿Que ganas negociando tu deuda?

Para negociar no es necesario que el acreedor ya haya ido al juzgado. Se puede hacer desde el momento en que te reclame la deuda por primera vez.

Al acreedor le interesará SIEMPRE cobrar sin acudir al juzgado, y en muchas ocasiones acepta una rebaja de la deuda de la que se beneficia el deudor, por varias razones:

.- Consigue un ahorro de gastos en abogados, procuradores, y tasas judiciales.

.- Igualmente, ahorra tiempo para cobrar

.- Se ahorra la incertidumbre, porque no todos los casos se ganan en el juzgado.

.- Ahorro de costas, si finalmente pierde el pleito.

.- Posibilidad de no cobrar la deuda, en todo o en parte, si el juzgado la declara abusiva, prescrita, etc.

Y al deudor, o sea, a tí, seguro que te interesará negociar si la deuda es reclamable, y finalmente vas a tener que pagar, por las razones que siguen:

.- Puedes ahorrarte posiblemente una parte importante de la deuda.

.- Ahorro de gastos en abogados y procuradores, si la deuda que te reclaman supera 2.000 euros.

.- Te ahorras los intereses moratorios.

.- Ganas el tiempo que te hacen perder los cobradores con sus llamadas amenazantes.

.- También te libras de la incertidumbre, porque tanto si tienes razón como si no la tienes, el que decide es el juez y si pierdes, y la deuda no supera 3.000 euros, no hay apelación para ninguna de las partes.

.- Podrás ahorrarte las costas del contrario, si pierdes el pleito con condena en costas, que es lo habitual, si la demanda pasa de 2.000 euros.

.- Ahorro de las costas y de los intereses de la ejecución, si te condenan a pagar y no pagas.

.- En ese caso, ahorro de embargos de cuenta, de nómina, etc., con todo lo que supone.

Piensa que los problemas no se arreglan solos.
Tu puedes olvidarte de ellos, pero los que no lo van a olvidar son tus acreedores y los juzgados. Si necesitas ayuda urgente por demandas judiciales, llámanos de inmediato al 856214371. Puedes marcar directamente pinchando en el teléfono rojo, o mándanos un mensaje por Whats-App pinchando en el teléfono verde, y te informaremos sin compromiso.
Ejecución de títulos judiciales
ACTUALIDAD

Ejecución de títulos judiciales

Una ejecución es un procedimiento judicial que se insta por el acreedor para cobrar su deuda por las malas, y en la que pide que el juzgado ordene el embargo de los bienes del deudor ejecutado.

Leer Más >>
Noticias sobre abogados bancarios
ACTUALIDAD

AbogadosBancarios en la prensa.

Transcribimos por su interés una serie de reportajes publicados en el Periódico de Catalunya sobre la deuda generada en las familias a causa del COVID-19, donde se nos menciona.

Leer Más >>

Reclama ahora tu cláusula suelo

99% de casos ganados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?