Promontoria Ares Dac

Promontoria Ares Dac le demanda en el juzgado

Tabla de contenidos

Juicio monitorio interpuesto por Promontoria Ares DAC

Promontoria Ares DAC es una de los cientos de marcas con las que el fondo buitre Cerberus opera en el mercado español.

Promontoria Ares DAC, y su hermana Promontoria Omega DAC, amén de otras muchas de la misma familia, han estado comprando carteras de deudas impagadas de diversas entidades financieras.

Por eso, es probable que si usted dejó de pagar alguna deuda, se encuentre con una demanda de juicio monitorio de Promontoria Ares DAC, o una demanda de Promontoria Omega DAC.

Así, Promontoria Ares se hizo con dos importantes carteras de créditos fallidos: uno de Unicaja, y otro de Caixa Catalunya, renombradas después Unicaja Banco y Catalunya Banc, S.A., aunque finalmente esta fue adquirida por BBVA.

Estos fondos están intentando cobrar estas deudas, muchas de ellas prescritas, a las que añaden suculentos intereses de demora por el tiempo transcurrido.

Como todo el mundo sabe, estas deudas han sido compradas a sus dueños originales por alrededor de un cinco por ciento de su valor. Si usted le dejó debiendo a Unicaja 10.000 euros, Promontoria pagó por el sobre 500 euros. Eso sí, a usted le reclama los 10.000 más los intereses, y llegado el caso, las costas. 

Si está leyendo este artículo, probablemente usted sea uno de los miles de demandados en los juzgados mediante un juicio monitorio por Promontoria Ares Dac.

Aunque en menor cantidad, también son muchas las personas que han recibido una notificación de juicio monitorio de Promontoria Omega DAC.

En ese caso, sepa que tiene que buscar ayuda profesional de inmediato para defender sus intereses.

Si no lo hace, y deja transcurrir el plazo que el juzgado le ha dado (20 días hábiles), en poco tiempo se encontrará con embargos en sus cuentas, en su nómina, etc.

¿Quien es Promontoria?

Promontoria Ares

Promontoria es el nombre comercial con el que operan las compañías del grupo Cerberus, radicado en Estados Unidos. 

Cerberus es quizás el «fondo buitre» más potente del mundo, y se dedica tanto a la compra de carteras de inmuebles, cómo a la compra de deudas, o a la inversión en aquellos sectores financieros o industriales más punteros, tales como semiconductores y microelectrónica, 5G, Inteligencia artificial y aprendizaje automático, seguridad cibernética, tierras raras y minerales, modernización espacial y de defensa, biotecnología, salud pública, etc.

Se puede decir que no hay un campo puntero en la tecnología, la investigación y el desarrollo donde Cerberus no tenga intereses.

¿Cuantas entidades usan el nombre Promontoria?

Podemos decir que Cerberus crea una empresa para cada necesidad. Si por ejemplo, le compra una cartera de deudas a un banco, crea una sociedad ex-profeso para gestionar y cobrar las deudas que compra. 

Normalmente, estas sociedades utilizan en primer lugar el nombre Promontoria, seguido en muchos casos de otra palabra y números, tanto de grafía árabe cómo romanos.

Cuando estas compañías cumplen el fin para el que han sido creadas, desaparecen, con lo que cualquier reclamación futura que se le pudiera hacer está condenada al fracaso.

Y ello porque no sólo la empresa matriz está ubicada en Holanda y en Irlanda, sino porque estas empresas subsidiarias son meramente sociedades instrumentales. Lo que podríamos definir como «empresas de usar y tirar».

Para que nos hagamos una idea de la cantidad de nombres que usa, incorporamos un listado que puede leerse en su web promontoria.nl/companies/:

  • Promontoria Azur Holding II BV
  • Promontoria Azul 43 BV
  • Promontoria Bruce 11 BV
  • Promontoria Bruce 14 BV
  • Promontoria Bruce 15 BV
  • Promontoria Bruce 3 BV
  • Promontoria Bruce 6 BV
  • Promontoria Ares DAC
  • Promontoria Omega DAC
  • Promontoria Holding 107 BV
  • Promontoria Holding 111 BV
  • Promontoria Holding 112 BV
  • Promontoria Holding 120 BV
  • Promontoria Holding 122 BV
  • Promontoria Holding 148 BV
  • Promontoria Holding 158 BV
  • Promontoria Holding 180 BV
  • Promontoria Holding 35 BV
  • Promontoria Holding 36 BV
  • Promontoria Holding 37 BV
  • Promontoria Holding 38 BV
  • Promontoria Holding 39 BV
  • Promontoria Holding 46 BV
  • Promontoria Holding 47 BV
  • Promontoria Holding 51 BV
  • Promontoria Holding 58 BV
  • Promontoria Holding 76 BV
  • Promontoria Holding 78 BV
  • Promontoria Holding 87 BV
  • Promontoria Holding XXII BV
  • Promontoria Holding XXIV BV
  • Promontoria Holding XXIX BV
  • Promontoria Holding XXV BV
  • Promontoria Holding XXVI BV
  • Promontoria Holding XXVIII BV
  • Promontoria Holding XXXIII BV
  • Promontoria Monzón 1 BV
  • Promontoria Monzón 10 BV
  • Promontoria Monzón 2 BV
  • Promontoria Monzón 3 BV
  • Promontoria Monzón 5 BV
  • Promontoria Monzón 6 BV
  • Promontoria Monzón 7 BV
  • Promontoria Monzón 9 BV
  • Promontoria Phoenix 1 BV
  • Promontoria Phoenix 2 BV
  • Promontoria Phoenix 3 BV
  • Promontoria Phoenix 4 BV
  • Promontoria Phoenix 5 BV
  • Promontoria Phoenix 6 BV
  • Promontoria Phoenix 7 BV
  • Promontoria Phoenix 8 BV
  • Promontoria Phoenix 9 BV
  • Promontoria Rebote 10 BV
  • Promontoria Rebote 11 BV
  • Promontoria Rebote 12 BV
  • Promontoria Rebote 2 BV
  • Promontoria Rebote 3 BV
  • Promontoria Rebote 4 BV
  • Promontoria Rebote 5 BV
  • Promontoria Rebote 6 BV
  • Promontoria Rebote 7 BV
  • Promontoria Rebote 8 BV
  • Promontoria Rebote 9 BV

Carteras de deuda de Unicaja y Caixa Catalunya compradas por Promontoria ARES DAC

El 10 de diciembre de 2020, se firmó en la notaría de D. Rodrigo Tena Arregui, de Madrid, un contrato de cesión de deudas provenientes de Unicaja y de Caixa Catalunya. 

El comprador de estas deudas fue Promontoria Ares DAC, y hay que decir que tanto Unicaja como Catalunya Caixa vendieron estos créditos fallidos en 2015-2016, con lo que muchos de ellos están prescritos, y por lo tanto, ya no se pueden reclamar.

Estos créditos en particular han pasado por las manos de varios fondos buitre antes de llegar a Promontoria, y salvo raras excepciones, ninguno de los clientes afectados ha recibido en todos estos años ninguna notificación reclamando el pago de la deuda.

Dado que en 2015 se modificó la Ley, el plazo general de prescripción de las obligaciones pasó de 15 años a sólo 5, con lo que si transcurren más de cinco años desde que la deuda era exigible, sin que haya sido reclamada, hay muchas posibilidades de que esté prescrita y no tenga que pagarla.

Promontoria le reclama una deuda

Si Promontoria ARES DAC, o su gestora de cobros, GESCOBRO COLLECTION SERVICES, S.L., le están reclamando por teléfono o por carta una deuda, debe hacer lo siguiente:

  • No dé nombres, DNI, dirección, estado civil, lugar de trabajo, empresa, ni ningún dato personal. Es probable que la empresa cobradora le falten algunos datos y pretenda que usted se los facilite. 
  • Nunca reconozca ninguna deuda. Cuidado porque pueden intentarlo haciéndoles preguntas capciosas, como por ejemplo: ¿usted no tenía un préstamo con tal banco?
  • Estos cobradores siempre graban las llamadas que hacen, y normalmente, una locución lo indica antes de que le den los «buenos días». Sin embargo, usted no tiene porqué prestar conformidad a la grabación, y puede pedir claramente que no se grabe. Si dicen que la ley les ampara a grabarle, usted lo que tiene que hacer es colgar la llamada inmediatamente.
  • Estas compañías utilizan tácticas de acoso telefónico, para rendir psicológicamente al deudor y que pague. Cómo eso es jugar sucio, nuestro consejo es que  bloquee los números desde los que llaman. Usan muchos números diferentes, pero la lista no es eterna. Si el acoso llega a extremos insufribles, cambie de número.
  • Es muy común que llamen a familiares, o a personas que tienen los mismos apellidos que usted. Eso infringe la normativa de protección de datos. Si se da el caso, recopile una declaración por escrito de la persona extraña al asunto que ha sido llamada y ponga una denuncia en la Agencia de Protección de Datos.
  • Instale en su móvil un software de grabación de llamadas. Hay muchos y casi todos son gratis. Grabe todas las llamadas que le hagan estos cobradores, porque pueden servir de prueba ante una eventual demanda.
  • Es muy común que en estas llamadas los cobradores se pasen «tres pueblos» y hagan víctima de coacciones al deudor, lo que incluye amenazas de embargo inmediato, e incluso penas de cárcel. También se oyen insultos, desde los mas «leves» cómo llamarle moroso, a otros más subidos de tono, como llamarle sinvergüenza.
  • Le amenazarán conque todos sus familiares, amigos y compañeros de trabajo se van a enterar de que no paga sus deudas. Esto es directamente delictivo, y debe denunciarlo. Pero para eso hacen falta pruebas: por eso, grabe las llamadas.
  • Es muy común también que llamen a su empresa insistentemente preguntando por usted. Si ello ocurre, debe manifestarle al encargado o a la persona que coja el teléfono que le diga al llamante que a usted sólo se le puede llamar a su lugar de trabajo para cuestiones relacionadas con el mismo, no para asuntos personales. Normalmente esto funciona y dejan de llamar.
  • Las amenazas incluyen decir mentiras cómo que en la próxima nómina le van a embarga su salario, o que le van a echar de su vivienda en unos días. También le dicen que le van a denunciar por no pagar y que puede ir a la cárcel. Sin embargo, eso no puede suceder de ninguna forma. Nadie va a la cárcel por deudas y nadie puede embargar nada sin una orden judicial, tras un juicio que le condene al pago.
  • Todo este acoso tiene la finalidad de que finalmente el deudor pague para poder liberarse del mismo. Es cómo el cobrador del frac, pero por teléfono.

Si la reclamación ya es por el Juzgado, busque de inmediato ayuda profesional en abogados expertos en asuntos de derecho bancario, para que le aconsejen y le defiendan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Hola! ¿En que puedo ayudarte?